El 50 por ciento de seguros de daños cubren menos de lo necesario

México, 17 Ago (Notimex).- Alrededor de 50 por ciento de los seguros de daños se contratan por un valor menor a lo que realmente necesita el usuario, debido a una mala asesoría y falta de conocimiento e información de los asegurados, afirmó el ajustador Rafael Vargas.

El experto con más de 40 años en el mercado asegurador mexicano, fundador de la empresa Claims Consulting Services, explicó que “el bajo seguro en México es muy importante”, lo que implica que en caso de un siniestro, el asegurado tendría que asumir pérdidas significativas.

“En daños en general, en un 50 por ciento no son precisos los valores asegurables”, lo que quedó expuesto durante los sismos de 2017, donde muchas casas con crédito hipotecario sólo tenían seguro para el pago de la deuda pero no el inmueble, y perdieron su casa.

En otros casos, hay seguros que contratan una cobertura menor al valor asegurable, es decir, si el inmueble a proteger vale 100, sólo se contrata una suma asegurada de 50, lo que significa que en caso de un desastre se recuperaría la mitad del valor de ese bien.

En un seminario para periodistas, explicó que esto se debe a la falta de conocimiento del manejo de los contratos, los cuales deben revisarse siempre; dichos errores en la contratación del seguro son, por un lado, responsabilidad del vendedor de seguros y, por otro, una corresponsabilidad del contratante de aceptar un valor bajo.

Sin embargo, también precisó que se debe saber bien qué es lo que se debe asegurar, porque muchas veces se contrata un seguro para casa a valor comercial, pero no todo se cubre. En una casa sólo se asegura la construcción materia de nivel de piso hacia arriba, o si tiene sótano a partir de ese nivel, pero no se cubre ni el terreno ni los cimientos.

Esto, por el contrario, genera un sobre-seguro y el usuario paga más porque no se hace la separación del valor de los riesgos de los bienes inmuebles, precisó luego de destacar que sólo 6.5 por ciento de las viviendas en México cuentan con un seguro por decisión propia y otro 20 por ciento cuenta con una protección por medio de su crédito hipotecario.

El experto lamentó que existe un vacío generacional importante en expertos del sector, por lo que se tiene que capacitar a muchas personas para que la actividad sea favorable.

Vargas consideró, por otra parte, que es necesario que haya un plan de seguridad nacional que contemple todos los riesgos a los que está expuesta la población, en el que participen de manera conjunta tanto el gobierno federal como las aseguradoras, para que se pueda hacer frente en caso de un desastre como sismos, huracanes o siniestros causados por las personas.

Luego de destacar que ya hay planes nacionales parciales como el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden), comentó que hace más de 30 años, después del Terremoto 1985, se plantaron diversas acciones en esta materia, pero pocas se aplicaron.

Comentó que se requiere una estructura que considere tanto los riesgos para la sociedad, como la estructura urbana, entre otros, con una visión general en donde las autoridades y el sector privado se dé bajo el concepto de mutualidad, en el que entre todos se junte una cantidad de dinero que permita enfrentar eventualidades