Gobierno Federal coteja inventario de Los Pinos

Ciudad de México, 20 noviembre 2018.- La suerte de Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente de Brasil que permanece en la cárcel desde el pasado 7 de abril, vinculado a hechos de corrupción, pasó del optimismo a la resignación en solo un par de horas este miércoles.

En la mañana, el juez Marco Aurelio Mello, decretó una medida cautelar que le permitía recuperar la libertad al preso más famoso de América Latina, apoyado en un artículo de la Constitución que dice que una pena solo puede ser ejecutada cuando se agota toda la fase de apelaciones y no una vez que la sentencia se confirma en segunda instancia, que es el caso de Lula y de otros 169.300 presos.

Sin embargo, en la tarde, el presidente de la Corte Suprema de Brasil, José Antonio Dias Tóffoli, anuló esta decisión que podría haber llevado a excarcelar al exmandatario.

Dias Tóffoli se pronunció en ese sentido en respuesta a una apelación presentada por la Fiscalía General, que se posicionó en contra de una medida que, en opinión de su titular, Raquel Dodge, podría causar “una grave lesión al orden y la seguridad”.

En la sentencia el presidente de la Corte propone discutir ese asunto nuevamente, en una sesión que está prevista para el próximo 10 de abril de 2019. Para entonces, el expresidente llevará un año y tres días en prisión.

Para el cotejo de dicho inventario, se revisarán artículos que figuran en Los Pinos, Palacio Nacional y algunos otros inmuebles de la Presidencia de la República. El tiempo estipulado en la ley es de 30 días a partir de la firma del acta de entrega-recepción.

Existe la posibilidad de que dicho cotejo arroje ausencias u omisiones importantes que podrían remitirse a la Secretaría de la Función Pública y otras instancias para su investigación”, puntualiza el comunicado de Presidencia.

Si bien no da por sentado que hubo objetos sustraídos, el documento de Presidencia sí establece que las obras de arte que el Instituto Nacional de Bellas Artes había dejado a resguardo de Los Pinos, Palacio Nacional y otras instancias fueron debidamente devueltas.

Se trata de 26 obras que estaban en amparadas por los contratos de comodato 520.CMCMD.03.DAJ.36/2014, 538.CMD.06.DAJ.83/2014 y aún queda a resguardo la escultura de grandes dimensiones La fuerza del espíritu, de Roberto Álvarez Madero, ubicada en la entrada de la Avenida Fernando Alencastre de la Residencia Oficial de Los Pinos, bajo el contrato 520.CMD.20.DAJ.307/2017.

Las obras se encuentran a cargo de la Dirección de Bienes Muebles de la Presidencia de la República.

Se planteó que especialistas en arte ayudarán a las autoridades a detectar piezas de alto valor histórico o artístico, que podrían dar cuenta de su ubicación en sedes o recintos museográficos u otros espacios.

Por la mañana, al término de la rueda de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, personal de la presidencia de la república informó a los periodistas que a tres semanas de iniciada la actual administración se dieron por desaparecidas diversas obras de arte así como el menaje de Los Pinos acumulado desde 1934.

Entre los objetos de los que se dijo se desconoce el paradero están objetos del acervo histórico, decoración y cubiertos.

Si bien por la mañana se dijo que se desconocía la existencia o no de inventarios o catálogo del menaje de Los Pinos, en el comunicado se estableció que

De acuerdo con el personal de la presidencia de la República se desconoce si existía o no un catálogo de obras que diera fe de los objetos y acervo de la Residencia Oficial.

Las condiciones que se aprecian en Los Pinos desde su apertura al público son las condiciones en que el complejo de edificios fue entregado.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*