Jetty, aplicación de transporte colectivo privado celebra su primer año de operaciones

Ciudad de México, 12 de septiembre 2018.- Jetty, la aplicación de transporte colectivo privado que se ha vuelto la alternativa de mayor calidad al micro y al auto, celebra su primer año de operaciones. En solo un año, Jetty ha logrado establecer una red de puntos de ascenso y descenso, al alcance de 3 millones de habitantes. Lo que empezó como un experimento ahora es una herramienta que mejora la accesibilidad de sus usuarios a mejores oportunidades, sin la carga de la inseguridad, la incomodidad y los largos tiempos de traslado.

“Con 62 diferentes trayectos tenemos puntos de ascenso y descenso a menos de 2 kilómetros de 3 millones de habitantes, que se reflejan en el crecimiento mensual compuesto de 50% en número de viajes. Interactuamos cada vez más con bicis, taxis y estacionamientos, y nuestro plan es seguir abriendo e integrando sistemas para facilitar la multimodalidad. Junto con el nuevo gobierno, como industria, nos toca co-diseñar las reglas que permitan crear, probar y adoptar soluciones reales a las demandas de movilidad de todos” aseguró Onésimo Flores, fundador de Jetty.

En una metrópoli en la que la mayor preocupación de los usuarios de transporte público es la seguridad (en la Ciudad de México 90% de la población se siente insegura en el transporte público, mientras que en el Estado de México se alcanza un porcentaje de 92%.), Jetty ha conseguido, en el último año, recorrer de forma segura más de 300,000 kilómetros por muchas de las zonas de mayor incidencia de robos en transporte público. Esto le ha permitido ganar una mayor proporción de usuarias (55%) que la de otros medios de transporte colectivo.

Sobre el tema de seguridad Cristina Palacios, directora general de Jetty añadió. “Diseñamos un conjunto de funcionalidades que nos han permitido circular con seguridad por las zonas más conflictivas de la ciudad. Sólo personas que reservan y se identifican a través de la app pueden abordar, todos nuestros usuarios viajan en asientos reservados, llegamos puntuales a los puntos de ascenso y descenso que son espacios concurridos y con buena iluminación. Además, monitoreamos nuestras unidades en tiempo real con cámaras y GPS, y operamos protocolos de seguridad a través de nuestro centro de soporte y damos atención en tiempo real a nuestros usuarios. Todo esto pensado para para evitar casos de robo y acoso.”

Casi 60% de nuestros usuarios podría usar el automóvil o el taxi con app para desplazarse, pero usar Jetty para traslados al trabajo de lunes a viernes es 67% más barato que el automóvil, resultando en ahorros de hasta 64,800 pesos al año. En comparación con sus alternativas de transporte, 70% de los usuarios consideran a Jetty su opción más rápida y con mejor precio.

5.4 millones de automóviles de baja ocupación (el promedio de ocupantes por auto es de 1.5 personas) circulan en la Ciudad de México, ocasionando la congestión vehicular que todos padecemos. La mayoría de los traslados al trabajo tardan entre 31 minutos y dos horas, según datos del INEGI. Con entre 12 y 45 asientos, Jetty contribuye en aliviar ésta congestion que perpetua la desigualdad, evitando 24,500 viajes en automóvil.

La calidad en los estándares de servicio de Jetty, benefician no solo a los usuarios y a la ciudad. Los conductores de Jetty gozan de ingresos y tiempos fijos, prestaciones de ley, seguridad social, vehículos de calidad con documentación en regla bonos de puntualidad y la seguridad que da no manejar efectivo.v