La Caravana Migrante espera reunirse con AMLO

Imagen Internet

Ciudad de México, 8 noviembre 2018.- Más de 4,000 personas de la caravana migrante se encuentran en la Ciudad de México, y sus representantes anunciaron que tendrán una reunión con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Durante la conferencia de prensa del periodista y exdiputado hondureño, Bartolo Fuentes, los organizadores informaron dicha reunión servirá para dar argumentos más sólidos a los centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos, aunque omitieron detalles sobre la fecha y el lugar del encuentro.

Bartolo Fuentes dijo también que le gustaría atender la propuesta de López Obrador de ofrecer visas de trabajo a los migrantes centroamericanos, pero sería una respuesta de emergencia porque México no debe “cargar con la situación”.

¿México o Estados Unidos?

Miembros de las caravanas de migrantes, a las que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, convirtió en un tema central en la campaña de las elecciones de mitad de periodo, rechazaron el martes en la noche tomar una decisión inmediata sobre si se quedarán definitivamente en México o seguirán hacia el norte, optando por quedarse al menos un par de días más en la ciudad.

México ofrece refugio, asilo o visas de trabajo a los migrantes. El gobierno dijo que emitió 2,697 visas temporales a individuos o familias mientras esperan la resolución del proceso de solicitud de un estatus permanente, que se demora unos 45 días.

Mientras, cientos de empleados municipales y voluntarios se dedicaron el martes a clasificar donaciones y a dirigir a los migrantes hacia lugares donde encontrar comida, agua, pañales y otros elementos básicos. Los migrantes rebuscaron entre pilas de ropa donada, tomaron leche para los niños e hicieron fila para hacer rápidas llamadas a sus casas en un puesto de Cruz Roja.

Los empleados de la comisión de derechos humanos de la Ciudad de México registraron a los recién llegados con datos biográficos, como la edad y el país de origen, y les colocaron pulseras amarillas en la muñeca para mantener un conteo.

La atmósfera en el estadio capitalino era más institucional y organizada que la situación con la que se encontraron los migrantes en la carretera, donde los residentes les ofrecían bolsas de agua potable, tacos o fruta a su paso por las pequeñas aldeas del sur de México.

Pero había indicios de que el estadio estaba cerca de su capacidad máxima de 6,000 personas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*